El Banco de Pagos Internacionales es una institución considerada como el banco de los bancos centrales, ya que agrupa a 60 de ellos a nivel internacional. Cuenta con una sede central en Basilea Suiza y dos representaciones, una en Hong Kong y otra en la ciudad de México y tiene como propósito apoyar a los bancos centrales en la promoción de la estabilidad monetaria y financiera.  

Al frente de la dirección general o gerencia general se encuentra el mexicano Agustín Carstens, quien se desempeñó como Secretario de Hacienda y Gobernador del Banco de México, razón por la cual su opinión tiene influencia en el ámbito financiero internacional, comentario muy a propósito por su reciente participación en el “Financial Crisis Forum 2021”, organizado por la Universidad de Yale. 

Durante su participación, afirmó que en general las economías mundiales “salieron a flote” de la crisis sanitaria ocasionada por la COVID-19, pero que ha tenido como consecuencia un aumento de precios a varios insumos, sin embargo, considera que hasta el momento no se puede determinar si serán transitorios o generalizados y abundó que se percibe el fin de los apoyos que varias economías nacionales otorgaron a las pequeñas y medianas empresas, por lo que está creciendo el apalancamiento y el endeudamiento, lo que significa que en muchos casos, las empresas no podrán reparar sus préstamos. 

En el caso mexicano, las declaraciones de Carstens son coincidentes  con lo que prevé el Paquete Económico 2022, el cual fue presentado el pasado miércoles 08 de septiembre por el recién nombrado secretario de Hacienda y Crédito Público, Rogelio Ramírez de la O, y del que ha trascendido, que del presupuesto destinado a la operación del gobierno, será la Secretaría de Educación Pública, la que cuente con mayores recursos, ya que le fueron asignados 364 mil 484 millones 46 mil 855 pesos, seguida de las secretarías del Bienestar, Salud, Seguridad y Protección Ciudadana. Aquellas que tienen menor presupuesto asignado son la Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, Relaciones Exteriores, Gobernación, Economía y la Función Pública. 

Por grandes rubros, la propuesta de presupuesto considera incrementos, como el asignado al pago de pensiones y jubilaciones, que incluye el programa de pensiones para adultos mayores y que equivale al 6.2% y que sumado a lo ya destinado implica que uno de cada tres pesos disponibles se destinará a pensiones. Otros incrementos considerados serán los destinados a PEMEX, CFE y cuatro proyectos emblemáticos de esta administración, el Tren Maya, la refinería en Dos Bocas, el aeropuerto en Santa Lucía y el tren en el Istmo de Tehuantepec. 

Las reacciones presupuestales correrán a cargo de los recién diputadas y diputados federales electos. Su margen de maniobra será mínimo.