REFORMA

Azucena Vásquez

Cd. de México (13 septiembre 2021).- Este año, México pasó de tener una competitividad media baja a una baja al caer dos posiciones dentro del ranking de 43 países analizados por el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), y con ello registró su peor nivel desde 2005.

En 2020, el País se ubicó en el lugar 35, pero este año cayó al sitio 37 en el Índice de Competitividad Internacional 2021 del IMCO.

Desde 2005, México se había mantenido en un nivel de competitividad media baja, pero en 2021 por primera vez cayó al nivel de competitividad baja.

“Cruzamos de este grupo de países que están en una competitividad media baja y pasamos a un nivel de competitividad que, de acuerdo con fórmula establecida, ya se encuentra en el grupo de países con una competitividad baja”, explicó Valeria Moy, directora general del Instituto, durante la presentación del Índice.

Con esto, México se ubica dentro de los 10 países menos competitivos dentro de los 43 analizados, junto a Colombia, Perú, Turquía, Brasil, Sudáfrica, Argentina, India, Guatemala y Nigeria.

El Índice de Competitividad Internacional contempla 10 subíndices, entre ellos el sistema político, que mide la legitimidad democrática, representatividad, estabilidad y respeto a los derechos y libertades.

Otro de los subíndices es el de sociedad, que valora la calidad de vida de los habitantes a través de tres áreas: inclusión, educación y salud. En tanto, el rubro de relaciones internacionales mide el grado con el que se capitaliza la relación de un país con el exterior.

Además de los 10 subíndices, el Índice tiene 85 indicadores que se consideran para dividir la competitividad de los países en seis grupos: alta, adecuada, media alta, media baja, baja y muy baja.

Los países con baja competitividad son aquellos cuyo puntaje se encuentra entre una y dos desviaciones estándar por debajo de la media, explicó Moy. En tanto, los de alta competitividad son aquellos que alcanzan un puntaje que está a dos o más desviaciones por encima de la media.

México mostró su mayor caída en el subíndice denominado relaciones internacionales, al pasar del lugar 30 al 40, mientras que en los de sociedad y sistema político cayó dos posiciones. En contraste, en el subíndice de economía, el País subió cuatro posiciones al pasar del sitio 31 al 27.

Ivania Mazari, coordinadora de Evaluación y Análisis del IMCO, indicó que esto obedeció a que México tuvo un incremento económico mínimo en 2019 y, aunque en 2020 tuvo una caída de 8 por ciento, fue menor contra la de otros países.

Los países con alta competitividad tienen una inversión por persona económicamente activa de 29 mil 167 dólares, mientras el promedio de los 43 países evaluados es de 13 mil 739 dólares. En los países con baja competitividad, como México, asciende a 3 mil 14 dólares.

“Los 10 países menos competitivos también son más desiguales; la desigualdad también está relacionada con muchas de las variables que estamos observando en este índice”, sostuvo Moy.