Juan Martínez Ferra

Oaxaca. Trabajadores eventuales que ya no fueron recontratados pos los Servicios de Salud de Oaxaca, debido a la crisis financiera en la dependencia, demandaron investigar a los exgobernadores Gabino Cuè Monteagudo y Ulises Ruiz Ortìz.

Lo anterior debido a que fue en esos sexenios en que se comenzó a gestar tanto el incremento de plazas como el desvìo de recursos para otras partidas ajenas al tema laboral. Ejemplo de ello es el Hospital de Ulises en México, es producto del despojo al Sector Salud estatal  y  del  encarcelamiento  del doctor Tenorio, Secretario de Salud con Gabino por enriquecimiento.

A través de un posicionamiento que difundieron en redes sociales, expusieron que la bomba que estallò en las últimas semanas tiene sus antecedentes años atrás.

Fue durante los gobiernos de Ulises Ruiz Ortiz y de Gabino Cué Monteagudo, quienes firmaron diversos convenios con la federación para aceptar la contratación de personal por medio del esquema de la responsabilidad del 70% para el Gobierno federal y el 30% para el estatal, no obstante, que no se tenía el presupuesto para el pago de los salarios, únicamente fueron signados para que Ulises Ruiz y Gabino cué quedarán bien con los presidentes Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, respectivamente.

Es así que se iniciaron contrataciones a diestra y siniestra, durante más o menos 10 años, 4 de Ulises Ruiz y 6 de Gabino Cué, lo cuál fue generando un enorme agujero presupuestal, que cada quincena se intentaba tapar abriendo otro en alguna otra partida, como es el caso del pago a terceros institucionales o el impuesto de los trabajadores que tenían que darse al IMSS, al ISSSTE y al SAT; esa “reasignación de dinero” se fue acumulando, ya que fue usado para pagar los sueldos de los “contratados” y no se pagó a las instituciones.

Aprovechando este esquema, se contrataron a 1,500 más o menos son eventuales y casi 10 mil fueron contratados en forma fraudulenta y con la anuencia de los líderes de los sindicatos de salud y en contubernio con los funcionarios de Ulises y de Gabino, quienes también, se llevaron una gran tajada de ese dinero del presupuesto.

Ahora, debido a esa crisis financiera que inició hace una década, es que no hay dinero para la recontratación de personal eventual, por lo cual demandaron la intervención del gobernador Alejandro Murat así como del presidente Andrés Manuel López Obrador.