AGENCIAS

El Juez de Control de Justicia Penal Federal en Oaxaca determinó que el ex Presidente de la República Enrique Peña Nieto no debe comparecer ante la Fiscalía General de la República (FGR) por los hechos ocurridos el 19 de junio de 2016 en Asunción Nochixtlán, cuando murieron ocho personas y cerca de dos centenares resultaron heridas, tras un operativo policial.

De acuerdo con el Comité de Víctimas por Justicia y Verdad 19 de junio, esta determinación confirma la negativa de la propia FGR de citar al exmandatario, a quien señalan como el último eslabón en la cadena de mando que participó en la toma de decisiones del operativo en Nochixtlán, región Mixteca.

“Tal como lo habíamos denunciado anteriormente, en el interior de la Fiscalía General de República el señor Germán Adolfo Castillo Banuet, titular de la Fiscalía Especializada de Control Regional, es el operador del PRI y encargado de cubrir las espaldas a los ex funcionarios del gobierno Peñista, y se ha encargado de obstaculizar las investigaciones del caso Nochixtlán”, afirma el comité.

El Comité de Víctimas afirmó que Castillo Banuet, en nombre del fiscal general de la República, les dijo de manera tajante, que la fiscalía llamaría a comparecer a cualquier ex funcionario, pero nunca a Enrique Peña Nieto.

Esta decisión del juez de control federal, sostuvo, se circunscribe a toda una serie de acontecimientos que han denunciado, como la obstaculización de la investigación por los servidores públicos de la FGR, hasta un pacto de impunidad entre el actual gobierno federal y el PRI para no esclarecer los hechos del caso Nochixtlán y no llevar a juicio a los responsables materiales e intelectuales.

“Rechazamos enérgicamente la actitud sesgada de los jueces del Poder Judicial Federal, quienes se han dejado influenciar por los representantes de la FGR y el PRI para no llamar a comparecer a Enrique Peña Nieto por la masacre de Nochixtlán. Lamentamos que los jueces privilegien los pactos políticos por encima del derecho a la verdad y el acceso a la justicia que les asiste a las víctimas”.

Desde el 19 de junio de 2016, las víctimas de Nochixtlán han planteado como principal línea de investigación la que señala a toda la cadena de mando policial y política que intervino en la toma de decisiones para la preparación y ejecución del operativo desarrollado en Asunción Nochixtlán.

Con un litigio de más de 2 años y 6 meses, señalan, la FGR se vio obligada a llamar a declarar sobre los hechos a Enrique Galindo Ceballos, ex comisionado de la Policía Federal; Renato Sales Heredia ex comisionado nacional de Seguridad; a Gabino Cué Monteagudo, ex gobernador de Oaxaca, y el pasado mes de julio a Miguel Ángel Osorio Chong, ex secretario de Gobernación.

También fueron citados los principales mandos de las policías federal y estatal que intervinieron en el operativo de Nochixtlán.

El comité advirtió que no permitirán que los hechos del 19 de junio de 2016 queden impunes, como muchos otros casos de graves violaciones a derechos humanos en el país, y que seguirán firmes en su exigencia de justicia.

“Aún y cuando tengamos que luchar contra todo el aparato gubernamental de la Cuarta Transformación que se ha obstinado en cobijar a los asesinos del PRI y les han prometido impunidad”.