Izúcar de Matamoros, Puebla. 28 de septiembre de 2021. La Secretaría General de Gobierno (Segego), a través de la Junta de Conciliación Agraria, en una estrecha coordinación institucional con los delegados de los estados de Puebla, Guerrero y Oaxaca de la Secretaría de Gobernación (Segob), sostuvieron una reunión de trabajo con los representantes de las comunidades de Santiago Petlacala, Oaxaca, e Ixcuinatoyac, Guerrero; quienes mantienen un conflicto por límites territoriales.

 

En este encuentro también participaron representantes de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano del Gobierno de México (SEDATU), del Registro Agrario Nacional (RAN), de la Procuraduría Agraria y autoridades de ambos estados.

 

Con la instrucción del secretario General de Gobierno, Francisco Javier García López, el Presidente de la Junta de Conciliación Agraria, Rodrigo Jarquín Santos, se trasladó al municipio de Izúcar de Matamoros, Puebla, con el objetivo de dar puntual seguimiento al conflicto agrario entre las comunidades de Santiago Petlacala, Oaxaca e Ixcuinatoyac, Guerrero.

 

El delegado de la Segob Puebla, Carlos Popoca, presentó a las autoridades y representantes de las comunidades, quienes hicieron una breve reseña del conflicto agrario, coincidiendo en que los acuerdos de esta mesa se respeten y se alcance una solución definitiva.

 

Por parte de la comunidad de Santiago Petlacala, Juxtlahuaca, Oaxaca, Gregorio Rosete Solano, representante de Bienes Comunales, se pronunció por que mediante el diálogo se solucione el conflicto que ha prevalecido por años, y se alcancen acuerdos para lograr la paz en beneficio de las familias de ambas comunidades.

 

En tanto, el integrante de la comunidad de Ixcuinatoyac, Guerrero, David Mejía Rojas, solicitó que continúe la tregua y no haya más enfrentamientos; también que el Registro Agrario Nacional (RAN), presente los documentos para realizar el deslinde de tierras.

 

En ese sentido, los delegados de Segob Oaxaca y Guerrero, José Carlos Fuentes Ordaz y Juan Carlos Barrios, respectivamente, coincidieron que la mesa de trabajo es un paso importante hacia la conciliación y paz en ambas comunidades, por lo que celebraron la disposición de las autoridades agrarias para encontrar la solución al conflicto.

 

El delegado Juan Carlos Barrios, mencionó que es primordial ejecutar los trabajos para delimitar el territorio de cada comunidad y se respeten los resultados; que se comprometan a no caer en provocaciones y agresiones, y llegar a un buen acuerdo.

 

Asimismo, el presidente de la Junta de Conciliación Agraria de la Segego, Jarquín Santos, indicó que los acuerdos a los que han llegado con anterioridad son el respeto mutuo entre ambas comunidades, no realizar bloqueos de carreteros y ningún tipo de agresiones.

 

El subsecretario de Asuntos Agrarios de Guerrero, Bertín Cabañas, enfatizó que con la creación de la Procuraduría y Tribunales Agrarios, este asunto les compete a las autoridades federales, y el área estatal solo es coadyuvante; además señaló que es necesario revisar la información del RAN de ambas entidades para estar en la posibilidad de realizar el trabajo técnico y posteriormente instalar una mesa de diálogo para definir las acciones y finiquitar la problematica.

 

Por su parte, Uriel López Mayoral, representante del RAN Oaxaca, solicitó la autorización de las comunidades para acudir al lugar y realizar los trabajos técnicos, basándose en los documentos y analizarlos en campo. Manifestó estar en la mejor disposición en presentar la documentación que se requiera y que haya autorización de las comunidades para los trabajaos técnicos, asi mismo el representante del RAN Guerrero solicitó que se realice el trabajo técnico.

 

Así mismo el representante de PA Guerrero, señaló que la mejor forma de solucionar el conflicto es el diálogo y que sus respectivas asambleas autoricen los trabajos en campo.

 

Los representantes de la Sedatu de Oaxaca y Guerrero, solicitaron que se realicen los trabajos en campo para solucionar el conflicto.

 

Por su parte Rodrigo Jarquín Santos, presidente de la Junta de Conciliación Agraria de la Segego, propuso que cada comunidad realice sus asambleas, y que en 30 días se vuelvan a reunir para que presenten las actas donde las comunidades autoricen los trabajos técnicos.

 

Al finalizar la reunión, se firmó una minuta con los siguientes acuerdos, los integrantes de las comunidades de Oaxaca y Guerrero, realizarán sus asambleas y solicitarán autorización a sus representados para realizar los trabajos técnicos en la línea de colindancia, presentando las actas de asamblea el próximo 19 de octubre en Casa Colorada del municipio de Izúcar de Matamoros, Puebla; así mismo presentarán a las personas que integrarán las comisiones que acudirán a la visita en campo.

 

El subsecretario de Asuntos Agrarios de Guerrero, solicitó que ambas comunidades se comprometan a que prevalezca el orden, respeto y la paz, para evitar algún tipo de agresiones entre las comunidades.

 

Las autoridades federales y estatales de ambos estados exhortaron a los integrantes de los dos núcleos agrarios a mantener la paz y tranquilidad en la zona del conflicto, mismos que se comprometieron a respetarse mutuamente para evitar resultados lamentables, por lo que conminarán a los comuneros para que se mantengan en calma.

 

Cabe señalar que el conflicto por límites entre las comunidades de Santiago Petlacala, Oaxaca e Ixcuinatoyac, Guerrero, es por una superficie de 975-33-47.20 hectáreas, de las cuales 451-48-32.88 hectáreas jurídicamente le pertenecen a Santiago Petlacala, según Resolución Presidencial de fecha 21 de enero de 1953, pero pretendidas por Ixcuinatoyac; una superficie de 494-96-31.32 hectáreas, que no se encuentran comprendidas en ninguna de las carpetas básicas de estos poblados y 28-88-83 hectáreas que pretende Petlacala y que se encuentra amparada por la Sentencia de fecha 13 de junio de 1994, dictada a favor de Ixcuinatoyac, Guerrero y por su plano interno del FANAR.

 

Hasta la fecha no se han registrado enfrentamientos; sin embargo, el 1 de junio de 2008, comuneros de Ixcuinatoyac y Santiago Petlacala, pactaron una tregua luego de varios días de tensión y de amagos de enfrentamientos, ya que habitantes de San Martincito denunciaron que habitantes de Santiago Petlacala les impidieron extraer madera para la construcción de su iglesia.

 

En este encuentro participaron por parte de la comunidad de Santiago Petlacala, Oaxaca, Gregorio Rosete Solano, Luis García Solano, Felipe Martín Caballero, José Morales Ambrosio, Alvino Morales Altamirano, Eugenio Guerrero López y Marcelo Cortés Muñoz.

 

Por parte de la comunidad de Ixcuinatoyac, Guerrero, participaron, David Mejía Rojas, Alejandro Villavicencio, Antonio Cortés, Zeferino Maldonado, Benito Salazar y Julián Cortés.

 

-0-