Oaxaca de Juárez, Oax. 29 de septiembre de 2021.- En Oaxaca las enfermedades cardiovasculares representan la primera causa de muerte, al reportar cada año en promedio tres mil defunciones por esta causa.

Sin embargo, durante el 2020 la cifra de letalidad en este rubro incrementó al doble, ya que muchas de las personas con padecimientos cardiacos tuvieron complicaciones y el pronóstico empeoró, luego de haber contraído COVID-19, informó la encargada del Programa Enfermedades Cardiometabólicas y Personal Operativo de la Estrategia para la Prevención y Control de las Enfermedades Crónicas No Transmisibles en el Primer Nivel de Atención, Soledad Érika Vásquez Miguel.

En este sentido precisó que, de manera preliminar el año anterior cerró con al menos seis mil muertes a causa de padecimientos cardiacos, por ello, en el marco de la conmemoración del Día Mundial de Corazón que se celebra cada 29 de septiembre, y cuyo lema es “Usa el corazón para conectarte”, la institución se centra en crear y promover entornos favorables para la salud cardiaca.

La encargada del Programa Enfermedades Cardiometabólicas, dijo, que se impulsan estrategias a lo largo y ancho del territorio estatal, para lograr que las personas sean capaces de tomar decisiones saludables en donde sea que vivan, trabajen, estudien o se diviertan para el bienestar de este órgano clave del aparato circulatorio.

Aseveró que con la finalidad de coadyuvar en la reducción de la incidencia y mortalidad de estas patologías, la institución implementa en Oaxaca la estrategia HEARTS, con el objetivo de mejorar la prevención y control de la hipertensión arterial, uno de los principales factores de riesgo ligado a las enfermedades cardiovasculares.

En la actualidad, puntualizó, que cerca de 520 millones de personas a nivel mundial viven con algún problema cardiaco. Este padecimiento genera anualmente un gran número de muertes prematuras, años de vida perdidos por discapacidad, grandes pérdidas de capital en las familias y en la economía de los países.

Sin embargo, Vásquez Miguel, indicó que los padecimientos del corazón son prevenibles si se reducen los factores de riesgo que lo propician, como son: tener la presión arterial alta, diabetes, obesidad, sobrepeso, la inactividad física, entre otros más, así también, al mejorar los estilos de vida con actividad física, disminuir el consumo de alimentos procesados y con alto contenido en azúcares, sal y grasas, dejar de fumar, ingerir dos litros de agua al día, consumir una cantidad moderada de frutas y verduras, principalmente.

Enfatizó, que las personas que tienen enfermedades cardiometabólicas (diabetes, hipertensión, obesidad) deben llevar un estricto control de las mismas, con el objetivo de mejorar la calidad de vida y evitar complicaciones.

La funcionaria estatal precisó, la importancia de acudir periódicamente a las Unidades de Salud más cercanas para recibir atención médica y de esta forma se pueda detectar oportunamente la gestación o desarrollo de padecimientos; asimismo los SSO cuentan con seis Unidades Médicas de Especialidad en Enfermedades Crónicas (UNEME EC), ubicadas en las seis Jurisdicciones Sanitarias.