Juan Martínez Ferra

Oaxaca. Mientras algunas corporaciones de policías municipales de Oaxaca parecieran estar en contra de los animales domésticos, la Policía Estatal, dependiente de la Secretaría de Seguridad Pública, busca coadyuvar con activistas de protección animal en diversas causas.

Y es que durante la protesta de ayer en la Central de Abasto, en que el edil Oswaldo García Jarquín, ordenó echar a la policía a los manifestantes, un uniformado violento a un perro.

Fue a la entrada del estacionamiento de dicha espacio en que sin estar haciendo nada el animal, el policía municipal, roció con gas lacrimógeno es un canino que estaba a un lado.

Lo anterior sin que el director de la policía municipal, Marcos Fredy Hernández, hiciera algo, pues se está estaba a un lado de dicho acto.

Ante ello, grupos de protección animal exigen que el edil del partido Morena ponga a disposición de la Fiscalía General del Estado al policía.

Lo anterior con la finalidad de que se le inicie un proceso judicial, pues en Oaxaca ya es delito penado por la ley el maltrato animal.

En tanto, cabe recordar que el pasado 23 de agosto, elementos de la policía municipal de Huajuapan de León, le pasaron encima la patrulla a un canino, en plena calle, lo cual fue grabado por cámaras de videovigilancia.

Las imágenes se hicieron virales al igual que la irritación popular, por lo cual se demandó la intervención inmediata de la Fiscalía General del Estado de Oaxaca.

Contrario a dichas acciones de maltrato animal, recientemente el comisionado de la Policía Estatal, Raúl Antonio Castillejos Solís, se reunió con grupos de activistas de protección animal.

Ante ellos, refrendó el compromiso de la institución para velar también que no ocurran situaciones denigrantes en contra de animales del hogar.

Recordó que la corporación cuenta con una sección especial de caninos, entrenados especialmente para coadyuvar en la prevención de ilícitos, como la detección de drogas y búsqueda de personas.

El funcionario les recalcó el apoyo de la corporación en lo que le concierne a su función pública y dijo que los elementos a su cargo tienen la instrucción precisa de proteger la vida animal y están conscientes de las penalidades en caso de maltrato.