Redacción

Oaxaca. En las inmediaciones del municipio de Santiago Matatlán, Oaxaca, elementos de la Guardia Nacional (GN) interceptaron en un automóvil más de 55 kilogramos de presumible

marihuana, oculta en dos cajas de cartón. 

El conductor del vehículo, quien pretendió hacer

pasar el aparente enervante por dulces regionales, fue detenido.

En el kilómetro 050+500 de la carretera Oaxaca-Tehuantepec, el personal de la (GN) tuvo

contacto con un coche particular que no contaba con las luces rojas posteriores,

infringiendo con ello el Reglamento de Tránsito.

Ante la falta administrativa, el personal de la GN solicitó la parada de alto total al conductor

para aplicarle la infracción correspondiente y efectuar una revisión de rutina a la unidad.

Al momento de que uno de los guardias iluminó con su lámpara táctica la parte trasera del

automóvil, observó que en área de equipaje había dos cajas grandes de cartón, de donde

expelía un fuerte olor a aparente marihuana.

La persona que conducía el vehículo aseguró que en las dos cajas transportaba dulces

regionales, pero al abrirlas, los integrantes de la institución encontraron paquetes en forma

cubica confeccionados en plástico transparente y cinta canela con hierba verde y seca, con

las características propias de la marihuana, con un peso aproximado, cada una, de más de

28 kilos.

Al conductor le fue leída la Cartilla de Derechos que Asisten a las Personas en Detención

para ser puesto a disposición, junto con el aparente enervante, de la Fiscalía General de la

República con sede en San Bartolo Coyotepec, Oaxaca, autoridad encargada de

determinar con precisión el peso y el tipo de narcótico.