OAXACA. El titular del Poder Judicial del Estado, magistrado Eduardo Pinacho Sánchez, tomó protesta de ley a los abogados Berenice Ramírez Jiménez, Roxana Elizabeth López Luna, Sofía Altamirano Rueda, Alejandro Magno González Antonio y Juan Carlos Díaz Carranza como integrantes del Pleno del Tribunal Superior de Justicia.

Luego de un proceso democrático, conforme lo establecido en el artículo 102 de la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Oaxaca, en el que los tres Poderes del Estado convocaron, evaluaron y eligieron para el cargo a los juristas, el pasado 28 de octubre asumieron la alta responsabilidad con el compromiso de actuar y desempeñarse con ética e imparcialidad.

En sesión solemne de Pleno, al realizarles la toma de protesta, el Magistrado Presidente afirmó que se vive un momento histórico de un antes y un después del Poder Judicial, en el cual se están sentando las bases para construir un sistema de justicia innovador, moderno, dinámico y vigoroso.

La función judicial, manifestó, requiere de honestidad, entrega plena al trabajo, respeto y responsabilidad; también precisa elementos técnicos de excelencia que sean capaces de ofrecer una justicia de calidad a la sociedad, ante los constantes cambios que la dinámica jurídica impone.

En la ceremonia, el presidente del Tribunal Superior de Justicia y del Consejo de la Judicatura invistió con la toga que les distingue, símbolo de su alta investidura, probidad y responsabilidad, a los nuevos magistrados y magistradas, de quienes destacó su juventud y reconocida trayectoria y preparación académica.

Luego de darles la bienvenida, les pidió desempeñar la función que se les confiere con excelencia y compromiso. “Se requiere sensibilidad, sobre todo a partir de la reforma en materia de derechos humanos. No basta el conocimiento jurídico, sobre el cual debe prevalecer la rectitud de conciencia”, indicó.

Asimismo, el magistrado Pinacho Sánchez les invitó a dar su mayor esfuerzo y seguir observando los principios de excelencia, objetividad, imparcialidad, profesionalismo, independencia que exige la magistratura.

De acuerdo con el Artículo 102 de la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Oaxaca los nuevos magistrados durarán en el ejercicio de su cargo ocho años y podrán ser reelectos por un periodo igual.