OAXACA. La maestría en Derecho Judicial, que se impartirá a partir del 2022 en conjunto con la Universidad de Perugia, Italia, tiene como objetivo principal no sólo formar juristas con una depurada técnica jurídica, una visión transversal de los derechos humanos, la integración y globalización jurídicas, sino también dotados de una visión prospectiva de la justicia y de la deontología judicial como condiciones insoslayables del quehacer de los juzgadores modernos, afirmó el titular del Poder Judicial del Estado, magistrado Eduardo Pinacho Sánchez.

Resaltó que para concretar este programa académico, el pasado 12 de julio, luego de un cuidadoso trabajo de acercamiento de varios meses se firmó un Convenio Marco de Colaboración entre la Universidad de Perugia y el Poder Judicial, nombrándose Coordinador Académico de estos esfuerzos al doctor Mario Álvarez Ledesma, reconocido jurista mexicano que ha participado activamente en diferentes programas de posgrado y es profesor invitado externo, desde hace más de 10 años, de esa casa de estudios.

Asimismo, en el proyecto coadyuvó decididamente el doctor Roberto Cippitani, que además de ser un insigne jurista italiano, Cátedra Jean Monet varias veces, ha trabajado desde antiguo en múltiples programas académicos con México y el resto de América Latina, quien se encuentra a cargo de la presidencia y los trabajos del Comité Académico de la Maestría ya fue instalado, comentó el titular del Poder Judicial.

Agregó que se trata de un programa internacional conjunto, que ha contado con la extraordinaria disposición y apoyo de los doctores, Andrea Sassi, Stefania Stefanelli y Fabrizio Figorilli, ex vicerrector de dicha universidad italiana y del rector doctor Maurizio Oliviero, por lo tanto, tiene carácter bilingüe, para ser cursado en dos años distribuidos en cuatro semestres, donde impartirán clase destacados profesores europeos y mexicanos, todos experimentados especialistas en sus disciplinas.

Cada semestre, señaló, al menos tres docentes de la Universidad de Perugia dictarán cátedra en Oaxaca durante varias semanas y las clases podrán ser tomadas a distancia. En el último semestre los estudiantes inscritos en la Maestría deberán cumplir con una estancia profesionalizante de un mes para cursar seminarios y prácticas judiciales tanto en la Universidad de Perugia como en alguna escuela judicial italiana, trabando contacto directo con sus homólogos, abrevar de sus experiencias y compartir sus propósitos.

Para la primera generación se abrirán 50 lugares y será el mes de enero del 2022 cuando se realice formalmente el registro de la matrícula para iniciar actividades en agosto del mismo año.