Juan Martínez Ferra

Oaxaca. El agente municipal de San Pedro Chimaltepec del municipio de San Juan Mazatlán, en la región de la sierra mixe, Avelino Juan Bonifacio detuvo y expulsó de su comunidad al ciudadano Ruperto Domínguez Teodoro por negarse a organizar y financiar la fiesta del santo patrón de esa comunidad. 

“La celebración patronal se llevó a cabo en el mes de junio y me negué a llevarla a cabo porque es una actividad directamente relacionada con el templo católico y la autoridad sabe que nosotros somos cristianos evangélicos y no podemos asumir ese tipo de actividades religiosas”, dijo Domínguez Teodoro antes de ratificar su queja ante la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca. 

Precisó que la autoridad municipal lo encarceló el domingo 21 de noviembre y lo tuvo preso hasta el martes 23 y una vez liberado lo obligó a salir del pueblo no sin antes amenazarlo con suspenderle los servicios de agua potable y energía eléctrica a su esposa e hijo que se quedaron en la comunidad. 

Manifestó que al menos diez familias evangélicas de la agencia municipal de San Pedro Chimaltepec, serán expulsadas por la autoridad municipal del lugar si rechazan participar en las fiestas religiosas de la comunidad, a pesar de que cumplan con otras obligaciones del escalafón comunitario como lo es el de topil, comité de agua y otros más. 

Ruperto Domínguez Teodoro ha presentado su queja en la Defensoría que se ha radicado con el número de expediente DDHHPOX/1805/4/OAX/2021 y también ha presentado su denuncia penal por abuso de autoridad en la Fiscalía General de Justicia que ha abierto la carpeta de investigación 735/FEM/2021.

La víctima agregó que la autoridad municipal amenaza con cerrar el templo evangélico y destruirlo por lo cual urgió a las autoridades del gobierno del Estado a intervenir para evitar que la intolerancia religiosa destierre a ciudadanos inocentes.