El Salvador compró 150 bitcoins más, anunció el presidente Nayib Bukele, quien consiguió hacer de curso legal desde septiembre a la criptomoneda en la nación centroamericana.

La compra anunciada por Bukele en Twitter la noche del viernes, se suma a otra realizada a finales de noviembre y en medio de una baja del valor del criptoactivo.

“¡El Salvador acaba de comprar en rebajas! 150 monedas a un precio promedio de 48,670 dólares”, escribió Bukele en Twitter. El Salvador tendría ahora 1,370 bitcoins tras la nueva compra.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha recomendado a El Salvador no adoptar al bitcoin como moneda de curso legal debido a que su volatilidad implica riesgos para los consumidores y la integridad del sistema financiero del país centroamericano.

El organismo ha reconocido que la adopción del bitcoin, que se usa en paralelo al dólar estadounidense como moneda de curso legal, promueve la inclusión financiera y el crecimiento económico, pero ha alertado sobre los posibles peligros en las finanzas de la empobrecida nación.

La Asamblea Legislativa le autorizó al Gobierno más de 200 millones de dólares para implementar el proyecto, que se ha convertido en una las principales apuestas económicas del Gobierno de Bukele.

Además del presidente, ninguna fuente oficial brinda información en El Salvador acerca de las transacciones de bitcoin hechas con fondos estatales.

De hecho, la adopción del criptoactivo la encabeza una empresa privada creada por una entidad autónoma del Gobierno.

Por su parte, el estatal Banco de Desarrollo de El Salvador (Bandesal) administra 150 millones de los más de 200 y declaró que toda la información está bajo secreto bancario, por lo que la población no la puede conocer.

El pasado 20 de noviembre, el presidente anunció la construcción de una ciudad bitcoin y la compra de más criptomoneda para lo que se emitirían bonos por 1.000 millones de dólares en estos activos, sin que se conozcan detalles.

Recientemente, el FMI señaló la emisión de estos bonos no entró en la evaluación de la economía del país centroamericano que realizaron expertos de la entidad financiera.

”Los planes para emitir bonos soberanos y utilizar los recursos obtenidos para comprar bitcoin y financiar planes de infraestructura anunciados el 20 de noviembre, sucedieron cuando el trabajo técnico de la misión había concluido y, por lo tanto, no fueron discutidos con las autoridades”, explicó el FMI en un comunicado.

Fuente: Infobae