LeBron James regresó a la duela de Staples Center el viernes, en la derrota de LA Lakers ante LA Clippers, luego de perderse un partido por protocolos de seguridad de salud de NBA debido a falso positivo a COVID-19 en una de las pruebas. LeBron no estuvo contento con el manejo de la situación por parte de la liga y habló luego de su reaparición en la cancha.

“Fuera de ir anoche al juego de mis hijos, estoy confundido, frustrado, enojado. No he podido hacer nada. Estuve sentado en la casa sin poder hacer nada desde el lunes por la noche, hasta que me autorizaron regresar alrededor de las cuatro de la tarde del jueves. Toqué un balón hasta el viernes por la mañana”, compartió un molesto LeBron James tras la derrota 119-115 frente al rival de ciudad.

“Considero que todo esto se manejó de manera muy pobre”, dijo. “Me molestó que la primera prueba salió negativa, la segunda positiva. Siempre que se arroja un positivo, usualmente te hacen otra prueba para estar seguros. A mí no me hicieron eso y me molestó que no hubiera otra prueba, sino que de inmediato hicieron que buscara regresar a casa desde Sacramento. Me dejaron solo, nadie podía viajar conmigo, sin seguridad, ni nada, para aislarme”, agregó.

LeBron James ha tenido un complicado arranque de temporada con Lakers, entre lesiones, un partido de suspensión y otro de protocolos de COVID-19, que no le han permitido encontrar una regularidad con el equipo. James ha participado en 12 de los 24 juegos que han disputado los angelinos hasta ahora y no ha podido jugar más de tres partidos consecutivos.

“Antes de ir a Sacramento estábamos entrando en un buen ritmo en ofensiva y defensiva como equipo, pero en lo personal, ha sido muy frustrante que entre la lesión de ingle o de abdomen y ahora lidiar con el falso positivo perderme un juego que no me permitió mantener el ritmo que empezaba encontrar, ha sido un arranque de temporada muy complicado para mí”, dijo LeBron quien aportó 23 puntos, 11 rebotes y 6 asistencias en su reaparición.

La realidad es que, no solamente a LeBron, sino a todo el plantel se le ha dificultado el primer cuarto de la campaña pues entre las nueva incorporaciones y lesiones, no ha habido consistencia. Lakers está con marca de 12-12 (.500), séptimos en la Conferencia Oeste.

El siguiente compromiso para Lakers, será otra rivalidad importante frete a Boston Celtics el martes.

Fuente: ESPN deportes