EL PAÍS

MARÍA JULIA CASTAÑEDA

México – 12 DIC 2021 -Con su partida, Vicente Fernández, el último gran referente de la música popular mexicana, ha dejado un vacío imposible de llenar. El Charro de Huentitán ahora forma parte de las leyendas del mariachi más importantes de la historia. Su nombre siempre será recordado al lado de los mejores del género como Pedro Infante, Jorge Negrete, Javier Solís, José Alfredo Jiménez y Lola Beltrán. Su legado trascenderá en el tiempo al igual que el de sus mayores ídolos de la infancia y compañeros de escenario.

Pedro Infante, su primer ídolo

Fragmento de la película ‘Tizoc’ de 1957 con Maria Félix y Pedro Infante

ISMAEL RODRÍGUEZ (MARIA)

Inspirado por Pedro Infante, Vicente Fernández, también conocido como Chente, soñaba con ser cantante desde los seis años. Al igual que su ídolo, se hizo de una guitarra cuando era niño. Aunque a él se la regalaron y cuentan que Pedro Infante la fabricó él mismo, ambos se abrieron camino y dejaron una huella imborrable en el mundo de la música con su guitarra y su voz. La leyenda de Pedro Infante es tan grande que, a 60 años de su fallecimiento a los 39 años en un accidente aéreo, aún se especula si está muerto.

Javier Solís, el rey del bolero ranchero

Javier Solís en la película ‘Especialista en chamacas’ de 1965.

Tras la muerte de Pedro Infante en 1957, el mundo de la música ranchera recibió a Javier Solís como nueva estrella. El cantante conocido como El rey del bolero ranchero murió en 1966, a los 34 años, cuando más brillaba en la escena mexicana del cine de oro de la época de los 50. Su voz privilegiada era admirada hasta por Frank Sinatra, pero fue apagada por la muerte cuando estaba en lo más alto de su carrera. Vicente Fernández, quien comenzaba a ganar fama local, llegó al trono desde entonces.

José Alfredo Jiménez, detrás del trono

Retrato del cantante José Alfredo Jiménez de la colección del museo que lleva su nombre en Hidalgo.

MUSEO JOSE ALFREDO JIMÉNEZ

José Alfredo Jiménez también sigue y seguirá siendo el rey. Al menos en una de las canciones que compuso a finales de los 60 y a la que Vicente Fernández dio voz. José Alfredo Jiménez Medel, hijo del compositor fallecido en 1973, ha recordado que Fernández siempre tuvo un cariño especial hacia la obra de su padre. “Como familia siempre estaremos muy agradecidos con Don Vicente por seguir llevando la música de José Alfredo Jiménez adonde cantaba”, ha comentado en un entrevista con Televisa.

Lola Beltrán, la reina de las rancheras

Lola Beltrán en concierto en 1979.

Arriba de los escenarios, Vicente Fernández estuvo acompañado por figuras como Lola Beltrán, otro ícono del género. La historia del mariachi no se puede contar sin las mujeres. Conocida como Lola La Grande, Beltrán llegó a interpretar temas como ‘Guitarras de medianoche’ con Vicente Fernández. Vestida de charra y rodeada de mariachis, Beltrán fue la primera mujer latina en cantar en el teatro Olympia de París. Después de inmortalizar canciones como Cucurrucucú, paloma, la reina de las rancheras falleció a los 65 años en 1996 debido a un infarto.