Llegaron en mi vida familiar, tres hijos, la primogénita alumbró a sus dos jóvenes padres, con una sonrisa que entre la pesadumbre, salió para mí el sol, su carita redonda y su mirada de ángel que dibujó su rostro, me sigue dando luz cada vez que tengo la oportunidad de verla, creció como sus otros dos hermanos y decidió vivir en el lado opuesto donde estoy, cuya distancia no obsta para estar comunicados todos los días, es un ser amoroso que me sigue viendo como su héroe y eso me fortalece y ahora obliga a no fallarle, destacando su madurez y vida centrada en sus objetivos, que gusta vivir en paz, y creo lo ha ido logrando, es la ternura en su máxima expresión. Ah, y como quiere como cuidaba a sus hermanos cuando eran infantes, fue como la segunda madre de ellos, los consentía y tenía paciencia como gran adaptación a su forma de ser. Recientemente por cuestiones laborales, organizó una exposición de muebles, participando muebleros de varios Estados del país en el lugar donde ella vive, que después de la pandemia tuvo una labor titánica, que tuvo a bien de pedir ayuda a sus dos hermanos, el tigre, colaboró con asesoría de diseño, y redes sociales, quien domina por ser su profesión, y la otra hermana, asistiendo para atender a los participantes, el caso, es que los tres hicieron equipo y los tres resultados fueron óptimos. Que lo sustancial convivieron y aportaron sus conocimientos sustentados en sus talentos individuales, que los dejó satisfechos con su adorada hermana. Los tres hablan además el idioma inglés que también les ayudó al desempeño del proyecto. Abogada que se dedica al Derecho corporativo y tiene la virtud de escuchar con paciencia y orientar con eficacia,

La hija mediana, Bonny le decimos de cariño, es también abogada, muy inquieta, bastante dulce, detallista, en fechas importantes, arregla la casa con globos, así como de cosas relativas a las fechas, por ejemplo en las navidades, pone un globo inflable de la figura de Santa Claus en la azotea, e invade moños, figuras emblemáticas, que le da un ambiente de calidez, ella como el Tigre cocinan exquisito, les encanta la cocina y nos deleita con sus platillos, oficio bien aprendido de su mamá. Le apasiona la política, desde estudiante en su vida universitaria la Ciudad de Puebla, estuvo activa con un partido político, recorrió el Estado, lo conoció en las campañas, conjuntaba jóvenes a la causa, fue a otros Estados en apoyo a candidatos a gobernadores, colaboró en el Infonavit y se pudo imponer a pesar de su juventud, labor destacada por su profesionalismo e innovación llevando vientos frescos para darle mejoría en esa Institución. Que en forma entusiasta, como eficiente continúa en la administración pública en Oaxaca, amén de ser emprendedora en la vida privada, no descansa, ahora está estudiando otra carrera universitaria, con promedios elevados.

El tercer hijo, es el Tigre, quien desde su pequeña edad empezó a pintar de maravilla, asesorado por su ebúrnea mamá, y su atracción por hablar el inglés, escuchando como sus hermanas permanentemente música de cantantes ingleses. El caso es que ya en la carrera universitaria, se fue a estudiar un semestre a Oxford, a perfeccionar el idioma, que tuve la dicha de visitarlo con mi esposa, y me encantó su forma de vivir, de lo más ligero y continúo otro semestre en Dublin, de tal suerte que culminó su profesión de diseñador industrial, y ahora se desempeña en forma excelsa en una Firma en la Ciudad de México. Y sigue viajando frecuentemente a otros a países, entre ellos fue a un Monasterio a Tailandia, para descubrir quién es él. Allá vivió una experiencia de un amigo neoyorkino que sufrió un percance, y mi Tigre se solidarizó a su auxilio y cuidado, que le trajo gratitud del afectado como de sus padres. Que después lo invitaron a su país, sí va conquistando a las personas que conoce, por su nobleza, don de servicio y agradable persona. Bueno ya no le abundo más porque si me llega a leer creo se molestará, es un ser discreto.

El caso es que mis tres hijos son observadores, viven solos los tres en tres Estados diferentes, ello los ha forjado para ser auto suficientes, resolver las vicisitudes de sus vidas, con un comportamiento ordenado, que desde luego contribuyó su mamá, siempre al pendiente de ellos, y nos dan tranquilidad como orgullo. De ellos recibo atenciones, mucho cariño, apoyo, y ya ahora los tres son mis grandes consejeros en lo personal y lo laboral. Y a aquellos pequeñitos del ayer, les cuento que una vez un niño perdió su pelota. Llorando fue con su padre, y él le dijo: -Debes llorar por cosas sólo importantes. Otra vez un Rey, perdió su trono Llorando pidió a Dios que lo ayudara a recobrarlo y Dios le respondió:- Ahora no puedo. Tengo cosas más importantes que hacer. Debo ayudar a un niño a encontrar su pelota. Ergo, he transitado con ellos tratando de ser papá.

Jugadas de la Vida.

Construir un carro de fórmula 1 moderno cuesta más de veinte millones y casi el 90% del costo corresponde al motor.

Twitter:@ldojuanmanuel