The NYT News Service

Chicago, Estados Unidos(04 julio 2022). Nicolás Toledo, un abuelo de 76 años que no quería asistir al desfile del 4 de Julio en Highland Park y que según su familia tenía nacionalidad estadounidense y mexicana, fue una de las víctimas del tiroteo de este lunes en Illinois que dejó 6 muertos y 30 heridos.

Una de las seis personas muertas en el desfile del lunes era un ciudadano mexicano, según Roberto Velasco Álvarez, jefe de la unidad de América del Norte de la Secretaría de Relaciones Exteriores de México. No quedó claro de inmediato si esa persona era el señor Toledo.

Su familia dijo que tenía doble ciudadanía y que emigró entre Estados Unidos y México a lo largo de su vida.

El hombre no quería asistir al desfile, pero al ser una persona con discapacidades requería de asistencia en todo momento. Y como sus parientes no querían saltarse el festejo del 4 de Julio, Día de la Independencia estadounidense, el abuelo acudió a la cita.

El señor Toledo estaba sentado en su silla de ruedas a lo largo de la ruta del desfile, entre su hijo y un sobrino, cuando las balas comenzaron a volar.

“Todos estábamos en estado de shock. Pensamos que era parte del desfile”, dijo Xochil Toledo, su nieta.

“Luego nos dimos cuenta de que nuestro abuelo fue golpeado. Vimos sangre y todo nos salpicó”.

Toledo sufrió tres heridas de bala que lo mataron. Su hijo y el novio de la señora Toledo también recibieron disparos, pero sus heridas no pusieron en peligro su vida, dijo la familia.

El abuelo se había mudado de regreso a Highland Park hace unos meses desde México por presiones de parientes.

Había sido atropellado por un automóvil mientras caminaba en Highland Park hace unos años en un periodo anterior en el que vivió con la familia, y tenía una variedad de problemas médicos como resultado de ese accidente.

“Lo trajimos aquí para que pudiera tener una vida mejor”, dijo la señora Toledo.

“Sus hijos querían cuidarlo y ser más en su vida, y luego sucedió esta tragedia”.