EL PAÍS

KARINA SUÁREZ

México – 08 AGO 2022. El aeropuerto Felipe Ángeles está a punto de tomar vuelo. El director general del recién estrenado aeródromo, Isidoro Pastor, ha informado que a partir del 15 de agosto la nueva terminal aérea pasará de 12 a 46 vuelos diarios. Al salir de una reunión en Palacio Nacional, el funcionario detalló que la nuvea oferta se dirigirá a destinos como La Paz, Mexicali, Huatulco, Puerto Escondido y Oaxaca en las aerolíneas Volaris, VivaAerobus y Aeroméxico. Pastor ha explicado brevemente que además del viaje a Venezuela, el único internacional que hay hasta el momento, se sumará uno más de Copa Airlines a Panamá.

La obra emblema del Gobierno de López Obrador, en la que hasta ahora se han erogado más de 2.600 millones de dólares del presupuesto público, está lista para atraer más rutas de las tres líneas más relevantes del mercado nacional: Aeroméxico, Volaris y VivaAerobus. Mientras, las empresas aéreas siguen haciendo números y moviendo sus fichas conforme al desempeño de la demanda. Grupo Aeroméxico fue uno de los primeros en anunciar modificaciones en sus operaciones en el aeródromo Felipe Ángeles. La empresa dirigida por Andrés Conesa informó hace días que a partir de este mes incrementaría su oferta hacia Acapulco, Guadalajara, Monterrey y Oaxaca, sin embargo, a la par tomó la decisión de suspender la ruta hacia Villahermosa, Tabasco, la cual operaba desde hace varios meses en la nueva terminal.

En este momento, el Aeropuerto Felipe Ángeles, inaugurado el pasado 21 de marzo, mantiene una actividad marginal respecto a otros aeropuertos. Con apenas una treintena de rutas de carga, ocho vuelos chárter, una docena de vuelos domésticos y solo un vuelo internacional a Venezuela de la aerolínea Conviasa. Pese al arranque turbulento, la Administración de López Obrador ha hecho hincapié desde el estreno de la infraestructura en que el aeródromo será una opción barata y viable para millones de pasajeros y permitirá ser una válvula de oxígeno para el congestionado aeropuerto internacional de Ciudad de México que recibe más de 900 vuelos diarios y 50 millones de pasajeros anuales.

El subsecretario de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, Rogelio Jiménez Pons, ya había anunciado a EL PAÍS en junio pasado que esta terminal área multiplicaría su oferta de vuelos durante el segundo semestre de 2022. El objetivo de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes de la actual Administración es conseguir que al menos un 15% de las operaciones del Aeropuerto Internacional de Ciudad de México (AICM) se trasladen al nuevo aeródromo al cierre de 2022, una mudanza que se traducirá en la operación de 110 vuelos y unas 200 operaciones en diciembre próximo.

El proyecto de migración que ha puesto en marcha la Secretaría de Comunicaciones y Transportes contempla una serie de facilidades fiscales adicionales que darán a las aerolíneas para convencerlas para que se muden al recién estrenado aeropuerto y que aún están en cabildeo con la jefa del Servicio de Administración Tributaria (SAT).