REFORMA

Ernesto Sarabia

Cd. de México (22 diciembre 2022).- Después de seis quincenas con desaceleración, en la primera mitad de diciembre el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) aumentó su tasa anual en 7.77 por ciento desde el 7.46 por ciento de los quince días previos, de acuerdo con Inegi.

La tasa anual de inflación observada en la primera quincena de diciembre resultó mayor al objetivo del Banco de México (3 por ciento +/- un punto porcentual alrededor de ella) y al consenso de Bloomberg de 7.76 por ciento.

Al interior del INPC, el índice de precios subyacente moderó ligeramente su tasa a 8.35 por ciento en la primera mitad de diciembre desde 8.37 por ciento de la quincena inmediata anterior.

El índice subyacente es considerado un mejor parámetro para medir la trayectoria de los precios, pues excluye de su medición los productos más volátiles -agropecuarios, energéticos y tarifas autorizadas por distintos órdenes de Gobierno-, por lo que determina el rumbo de la inflación en el mediano y largo plazo.

Al interior de la subyacente, las mercancías subieron 11.08 por ciento anual, destacando la parte de alimentos, bebidas y tabaco con un incremento de 14.13 por ciento, alcanzando su tasa más elevada en 23 años.

En tanto, los servicios aumentaron de precio un 5.22 por ciento anual.

El índice de precios no subyacente reportó un alza anual de 6.08 por ciento en los primeros quince días de diciembre, 1.22 puntos porcentuales más que en la segunda quincena de noviembre, presionado por el avance en agropecuarios de 8.85 por ciento anual, en especial frutas y verduras con 5.03 por ciento.

Los energéticos elevaron sus precios 3.19 por ciento y las tarifas autorizadas por el gobierno 5.47 por ciento.

Al considerar solamente la primera quincena del último mes del año, el INPC se elevó 0.39 por ciento contra el 0.38 por ciento esperado por el mercado, dejando atrás el revés de 0.11 por ciento en la segunda mitad del mes pasado.