Juan Martínez Ferra 

Oaxaca.- Luego de intenso diálogo y promesas de reubicación, los tres plantones de indígenas triquis se replegaron anoche del zócalo de la ciudad de Oaxaca, para permitir la instalación de los puestos por la Noche de Rábanos.

Fue después de las nueve de la noche de ayer en que comenzaron a mover sus campamentos y lonas, pero para moverse a unos metros frente al Palacio de Gobierno.

De inmediato trabajadores continuaron con la colocación de los stands para la fiesta navideña que tendrá lugar este viernes 23 de diciembre.

Mientras tanto, los plantones continuarán en el zócalo pero sin impedir la Noche de Rábanos; los grupos de indígenas, principalmente los que encabeza Reyna Martínez y Lorena Merino, insisten en que les permitan colocar sus puestos de venta en la calle.

Incluso el grupo de Lorena Merino ya tenía autorizado por parte del ayuntamiento la colocación en la calle Valdivieso del Centro Histórico, a lo cual se han opuesto comerciantes establecidos, que también ayer protestaron por ello.