Juan Martínez Ferra 

Oaxaca.- Luego de que vecinos de la agencia de Santa María Magdalena tomaran el palacio municipal de Pluma Hidalgo, para exigir la presencia del edil Josué Silva Jacinto, a quien exigían cuentas sobre los recursos del Gobierno Federal entregados para obras de reconstrucción por daños ocasionados por el huracán “Agatha” que azotó la costa oaxaqueña el pasado 30 de mayo, a través de la Secretaría General de Gobierno se entabló una mesa de diálogo entre ambas partes para solucionar el conflicto.

“Exigimos cuentas claras de los 50 millones de pesos que el Gobierno Federal entregó a este municipio, además de que cumpla con la entrega del módulo de maquinaria completo para Santa María Magdalena y si Josué Silva Jacinto no llega cerraremos el paso de la carretera que conduce tanto a San Pedro Pochutla como a Huatulco”, era la amenaza de los manifestantes.

Después del mediodía, el Gobierno del Estado que encabeza Salomón Jara Cruz a través del Secretario de Gobierno, Jesús Romero López, intervino para entablar una mesa de diálogo en la capital oaxaqueña entre los manifestantes y el edil Josué Silva Jacinto.

Luego de que anoche fracasaran las negociaciones entre vecinos de la agencia de Santa María Magdalena y el edil, cientos de plumenses afectados también por el mal manejo de Josué Silva, hacen un llamado urgente a Jesús Romero López, responsable de la Secretaría de Gobernación del Gobierno del Estado, para considerarlos a participar en las mesas de dialogo, toda vez que no es una sola comunidad la afectada, sino que son decenas las que tienen obras incompletas, gracias a que el presidente municipal les ha negado la entrega los recursos para culminarlas.

Las partes en conflicto anoche solo acordaron que hoy a las 2 de la tarde continuarían las negociaciones, ahora con la presencia de David Aguilar, presunto presidente electo, sin embargo, los vecinos consideran que la presencia del personaje al que Josué Silva le compró votos a más de 5 mil pesos, dinero que sacó de los recursos federales otorgados a su comunidad, es solo una distracción del edil, con la que pretende no hacer entrega de los recursos a los comités de obras y que por ley le corresponden.