EL PAÍS

MIGUEL JIMÉNEZ

Washington – ENE 2023. Alarma en el fútbol americano de Estados Unidos. El defensa de los Buffalo Bills, Damar Hamlin, fue trasladado en ambulancia a un hospital en estado crítico este lunes por la noche tras sufrir un duro choque en un partido contra los Cincinnati Bengals. Hamlin, de 24 años, recibió un impacto con el jugador rival Tee Higgins tras efectuar un placaje. Se levantó, pero enseguida se desplomó sobre el campo y quedó inerte. Sufrió un paro cardiaco, según han informado los Bills la madrugada de este martes, pero los médicos lograron que su corazón volviese a latir y fue trasladado en ambulancia al hospital. Faltaban 5 minutos y 58 segundos para el final del primer cuarto y los Buffalo Bills ganaban 7 a 3. El partido ha sido aplazado.

La gravedad de la situación se hizo patente enseguida. Los servicios médicos de emergencia atendieron al jugador sobre el terreno de juego y le practicaron masajes cardiorrespiratorios de reanimación Aproximadamente media hora después de desplomarse, ha sido retirado del estadio en ambulancia al Centro Médico de la Universidad de Cincinatti, la ciudad de Ohio donde se jugaba el partido, donde ingresó minutos después.

Los servicios de emergencia atienden al jugador Damar Hamlin, de 24 años, que se desplomó sobre el campo durante el primer cuarto del partido que enfrentaba a su equipo, los Buffalo Bills, con los Cincinnati Bengals, de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL). El ‘safety’ de los Buffalo Bills se encuentra en estado crítico.

Los servicios de emergencia atienden al jugador Damar Hamlin, de 24 años, que se desplomó sobre el campo durante el primer cuarto del partido que enfrentaba a su equipo, los Buffalo Bills, con los Cincinnati Bengals, de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL). El ‘safety’ de los Buffalo Bills se encuentra en estado crítico.

El partido de la NFL estaba siendo retransmitido en directo a escala nacional en horario de máxima audiencia. Los demás jugadores y los entrenadores presenciado primero cómo atendían a Hamlin visiblemente afectados. Muchos se abrazaban y no podían contener las lágrimas, temiendo por la vida de su compañero. Todos los miembros del equipo se agruparon de rodillas a rezar mientras la ambulancia salía del campo. El público mostraba también su conmoción por lo sucedido y aplaudió mientras la ambulancia salía del Paycor Stadium, con capacidad para unos 65.000 espectadores.

La liga profesional estadounidense señaló en un comunicado que el jugador ha ingresado en el hospital en estado crítico. “Nuestros pensamientos están con Damar y los Buffalo Bills. Proporcionaremos más información a medida que esté disponible. La NFL ha estado en constante comunicación con la Asociación de Jugadores de la NFL, que está de acuerdo con el aplazamiento del partido”, añadió. Por su parte, los Bills señalaron horas más tarde a través de Twitter: “Damar Hamlin sufrió un paro cardíaco tras un golpe en nuestro partido contra los Bengals. Su ritmo cardíaco se restableció en el campo y fue trasladado al Centro Médico de la Universidad de California para someterse a más pruebas y tratamiento. Actualmente se encuentra sedado y en estado crítico”.

Hamlin estaba jugando en la posición de safety, los defensas que tratan de placar a los rivales que han escapado a la primera línea de defensa. Higgins, el jugador de los Cincinatti Bengals, avanzaba a toda la velocidad cuando Hamlin se interpuso en su camino. El atacante chocó con el casco contra el pecho de su rival. En la retransmisión inicial en directo no se ha apreciado el desplome de Hamlin, pero las repeticiones posteriores mostraron que al levantarse tras el placaje, apenas se ha mantenido en pie un segundo tambaleándose antes de caer de espaldas.

Tras el choque y la retirada de Hamlin en ambulancia, los jugadores estuvieron calentando como si al partido fuese a reanudarse. Tras una conversación entre los entrenadores y los árbitros, fue suspendido, al principio temporalmente, y luego aplazado sin fecha.

El partido estaba siendo retransmitido por la cadena nacional ABC y por el canal deportivo ESPN. Tras darse cuenta de la gravedad de la situación, los canales evitaron seguir repitiendo la jugada, pero mantuvieron la cobertura en directo. Hinchas de los Bills se concentraron fuera del estadio y luego se trasladaron al hospital. Los mensajes de ánimo y de solidaridad se han prodigado por las redes sociales.

La violencia de los choques que se producen en el fútbol americano ha sido motivo recurrente de polémica. El caso que había atraído más atención esta temporada era el quarterback de los Miami Dolphins, Tua Tagovailoa, por dos lesiones sufridas en septiembre pasado, precisamente contra los dos equipos que se enfrentaban este lunes. Contra los Buffalo Bills, Tagovailoa abandonó brevemente el partido tras un golpe en la cabeza. Según los Dolphins tenía una lesión en la espalda, pero tras el encuentro la asociación de jugadores mostró sus sospechas de que se podrían haber violado los protocolos de conmoción cerebral al permitir que volviera al campo. En la jornada siguiente, contra los Bengals y tras un placaje, Tagovailoa mostró síntomas de conmoción cerebral, fue sacado en camilla del campo y trasladado con lesiones en la cabeza y el cuello al Centro Médico de la Universidad de Cincinnati, el mismo donde este lunes ha sido ingresado Hamlin. El neurotraumatólogo que le había revisado tras la lesión del anterior partido fue despedido y la NFL y la asociación de jugadores revisaron sus protocolos de conmoción cerebral.

Chuck Hughes es el único jugador que ha muerto en el campo en los 102 años de historia de la NFL. El jugador de los Detroit Lions falleció por un ataque cardiaco en octubre de 1971 en un partido contra los Chicago Bears. Miles de jugadores, sin embargo, han sufrido tras retirarse problemas cognitivos por los golpes recibidos durante su carrera. La Liga llegó a un acuerdo en 2013 para indemnizar con 765 millones de dólares a los afectados por daños cerebrales, entre ellos decenas de exjugadores con problemas de demencia.