EL UNIVERSAL

 Juana García 

Juxtlahuaca.— Son casi 10 personas con discapacidad en el Centro de Atención Múltiple (CAM) 45 de Santiago Juxtlahuaca, en la Mixteca, quienes representan a Oaxaca en la convocatoria nacional del Premio a Escuelas con Trayectoria Ambiental 2022, otorgado por las secretarías de Educación Pública (SEP) y del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Blanca Esmeralda Luengas Reyes, de San Sebastián Tecomaxtlahuaca, quien participa en un proyecto de siembra de nopal, narra a EL UNIVERSAL lo satisfactorio que es estar en el CAM, institución en la que lleva seis años, en donde aprende a sembrar fresas, nopales y diversas hortalizas.

El centro sigue los postulados de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, con un modelo educativo entendido como un proceso de transformación progresiva que toma en cuenta y responde —en igualdad de oportunidades— a las diversas necesidades de las personas, contextos y ambientes en donde se desenvuelven.

Bajo ese esquema, Liliana Yumey Feria Morales, directora del CAM, indica que el centro de integración se ha esforzado desde 2015 para que los jóvenes trabajen en la producción de distintos cultivos del campo, en donde a la larga puedan obtener ganancias, pues la mayoría de los estudiantes son de bajos recursos.

“[Buscamos] proporcionar a las jóvenes herramientas para desarrollar habilidades que les ayuden a integrarse a una inclusión laboral, es decir, desarrollamos habilidades en atención al cliente; al mismo tiempo, el proyecto se favorece económicamente”, indica.

El CAM 45 tiene 70 alumnos con discapacidad motriz, intelectual, auditiva, audiovisual y múltiple, entre otras. La institución ofrece educación inicial, primaria y este ciclo escolar abrió el nivel de secundaria con ocho alumnos.

Además, se integraron tres grupos de formación sociolaboral, entre los cuales están las y los estudiantes que compiten por el premio.

“Hay muchas necesidades en el CAM, pero como le digo a los padres de familia: estamos creciendo poco a poco. Invitamos siempre a la comunidad a que venga a conocer lo que hacen los jóvenes”, dice la directora.

Educación inclusiva, aún lejos

Según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), 13.7 % de la población de la Mixteca vive con alguna discapacidad: 31 mil 517 personas, de las que 53.9% son mujeres.

De esta población, 42.3% son personas de entre 60 y 84 años; les sigue la población de 30 a 59 años, con 23.4%.

Aunque en agosto pasado el Congreso local aprobó reformas y modificaciones a la Ley de los Derechos de las Personas con Discapacidad en el estado de Oaxaca, para que las instituciones educativas garanticen el derecho a la educación a las personas con discapacidad, aún falta camino en términos de capacitación para que el sector educativo esté en condiciones de cumplir la ley.

Escuela con trayectoria ambiental 2022, una esperanza

El CAM 45 representa al estado en la convocatoria de la SEP y Semarnat, instituciones que premiarán con alrededor de 350 mil pesos a una de las instituciones de educación especial del país cuyo trabajo se enfoque en temas ambientales.

La directora Liliana Feria explica con emoción que ya pasaron la primera etapa; lo que sigue ahora es continuar en el proceso de evaluación.

El centro compite con proyectos que se insertan en una de las líneas de acción planteadas en la convocatoria, en este caso, la de Sistemas Agroambientales y Soberanía Alimentaria.

Cabe señalar que, de todas las escuelas en educación especial, la de Juxtlahuaca fue la única en ser seleccionada para participar en Escuelas con Trayectos Ambientales 2022.

La docente Flores Guadalupe Fragoso Gil señala que el centro de atención cuenta con cinco microtúneles, tres de siembra de nopal, uno de fresas y otro más de hortalizas. Además, tienen árboles frutales e invernaderos especiales para la producción de hortalizas.

Entre los proyectos también tienen una pequeña granja de pollos, en donde los estudiantes se encargan de la cría de estos animales, así como la venta de carnes y demás.

“Son los jóvenes [los] encargados de darle mantenimiento y cuidados a las plantas, y es como van aprendiendo a desarrollar sus habilidades y capacidades”, indica la docente.

Una vida más plena

Ernestina Méndez es madre de uno de los alumnos que está al cuidado de los nopales; explica que ha sido difícil la condición de su pequeño, pero después de integrarse —no hace mucho tiempo— al CAM lo ha notado más pleno.

“Ha tenido un crecimiento emocional, laboral y social, lo hemos visto más feliz y pleno”. Ernestina bromea y dice que a su hijo le gusta más vender que limpiar los nopales.

Entre los docentes, el alumnado y padres de familia, a principios de diciembre inauguraron NutriCAM, una tienda que hace de punto de venta de productos orgánicos producidos por los jóvenes y adultos con discapacidad del centro.

La tienda se ubica en las instalaciones de la escuela, sobre la avenida Lázaro Cárdenas, junto al deportivo, en el municipio de Juxtlahuaca.