Juan Martínez Ferra 

Oaxaca.- La irresponsabilidad del ayuntamiento de Juchitán de Zaragoza, que preside Miguel Sánchez Altamirano, dejó la tarde de ayer una persona fallecida.

Lo anterior ocurrió en los trabajos de una obra de construcción de drenaje en la avenida Circuito José F. Gómez, donde debido a nulas medidas de seguridad y protección, se derrumbaron las paredes de la zanja, sepultando a dos trabajadores.

Personal del Heroico Cuerpo de Bomberos arribaron al sitio para efectuar las labores de rescate pero una de los obreros ya había perdido la vida; fue identificado como Raciel S., originario de la comunidad de Santa Maria Xadani.

Los familiares del hoy occiso demandaron a la Fiscalía General del Estado que se investigue la grave irresponsabilidad del ayuntamiento juchiteco, se castigue a los responsables y se les indemnice como corresponde.

Hasta anoche, la autoridad municipal no había dado ninguna versión de los hechos.