Huatulco, México(14 enero 2023).- Ante 31 alcaldes oaxaqueños que recibieron entre 30 y 50 millones de pesos para reconstruir obras afectadas por el Huracán “Agatha” de mayo, algunos de ellos acusado de corrupción, el Presidente López Obrador ordenó realizar asambleas con los pobladores para comprobar si verdaderamente fue utilizado.

“Que se haga un trabajo de evaluación, y que podamos informar y recoger los sentimientos de la gente en los 31 municipios, que nos ayuden a hacer este trabajo los responsables de las dependencias federales que sean necesarios”, dijo en una reunión con los alcaldes.

Entre los asientes en la Base Militar 98, se encontraban el Alcalde de San Mateo Río Hondo, Ángel Gerardo Ruiz, de Morena, quien desde hace cuatro meses no puede entrar a su oficina tomada por pobladores ni al municipio ante amenazas de muerte por presuntamente haberse robado los 30 millones.

También asistió Lilia Gemma García, Alcaldesa de San Mateo Piñas desde el 1 de enero, quien acusó en entrevista que de los 50 millones entregados al anterior Alcalde no queda ni un peso y están por iniciar las investigaciones para saber dónde quedó el recurso.

Obrador consideró que estas asambleas deben de ser conducidas por el Gobernador Salomón Jara y la secretaria Del Bienestar, Ariadna Montiel, en cada uno de los 31 municipios que fueron los más afectados por el huracán.

“El propósito es que en un mes, mes y medio, se terminan las asambleas para hacer la evaluación en cada municipio y que podamos tener un reporte, tomando en cuenta la opinión de la gente”, dijo López Obrador.

En total, el Gobierno Federal destinó para atender a los damnificados 6 mil 500 millones de pesos, aunque a la fecha no se han concluido las obras y el Presidente anunció una nueva reunión en abril.

La Alcaldesa de San Mateo Piñas, elegida por usos y costumbres, consideró bueno el anuncio, pues, dijo que el Presidente les tuvo mucha confianza a los alcaldes para implementar este modelo en que el dinero fue transferido directamente a ellos y que por eso el ex Alcalde Tomás Victorio, destituido en agosto, no hizo nada.

“Hubo demasiada confianza hacia los presidentes”, dijo en entrevista.

Gerardo Ruiz, Alcalde de Río Hondo, quien en octubre en la anterior visita del Presidente fue amenazado afuera del campo militar, se acercó a López Obrador a pedirle ayuda para enviar a la Guardia Nacional a su municipio, aunque dijo que el mandatario lo redirigió con Salomón Jara y Salomón Jara le dijo que este era un asunto personal.

“Salomón me dijo resuélvelo tú, es tu asunto”, contó.

Al final, Gerardo Ruiz se quedó adentro del campo militar esperando que alguno de los alcaldes lo escondiera para llegar a Oaxaca, donde vive.

Con información de REFORMA

Jorge Ricardo