Juan Martínez Ferra 

Oaxaca.- En las últimas horas, la violencia se recrudeció en la región del Istmo, en particular en Juchitán, Tehuantepec y San Blas Atempa.

Y es que ayer, en pleno centro de Tehuantepec, del gobierno de la morenita Vilma Martínez Cortés, fue colocada narcomanta, con amenazas a unas personas.

Los hechos ocurrieron a la luz del día y a unos metros del palacio municipal, sin que ningún policía se diera cuenta; únicamente llegaron para retirar la narcomanta de inmediato, para que no se diera cuenta la población.

Sin embargo, la situación alarmó a los habitantes ya que en pleno centro de Tehuantepec se encuentra la delincuencia organizada.

Casi a la misma hora pero en Juchitán de Zaragoza, se registró un ataque armado en contra de un individuo.

Los hechos ocurrieron en la avenida Rayón de la octava sección, donde sujetos armados balearon a una persona, que fue llevada grave a un hospital.

Desde anoche la violencia también se recrudeció en San Blas Atempa, al incendiar activistas el domicilio de una persona, por no sumarse a su movimiento.

Mientras que este día, además de bloquear la carretera a la altura de Puente Madera, incendiaron una camioneta y ahora retienen a un grupo de turistas.

Se trata de al menos 33 extranjeros de origen francés, quienes hacen un llamado urgente a las autoridades estatales, con la finalidad de no ser sujetos de la ola delictiva.