REFORMA 

Imelda Robles

Cd. de México (22 enero 2023).- Quizá estés pasando por un momento difícil. Enfrentas una separación de pareja, perdiste tu trabajo, no tuvo éxito el proyecto que emprendiste, falleció un ser querido.

Cualquiera que sea la situación, psiquiatras coinciden: el ser humano tiene la capacidad de recuperarse y salir más fortalecido.

La psiquiatra Magdalena Rodríguez Salinas ofrece tres consejos que te pueden ser útiles:

1. Sé responsable de ti mismo

¿A qué se refiere con esto? La especialista señala que en momentos complejos es fácil irse por la salida sencilla con el destructivo uso de sustancias, alcohol y drogas, y ser muy crítico contigo mismo. Alto. Evita este camino porque empeorará todo.

“Lo primero que debemos de hacer es no dejar que nos lleve ese espiral negativo”, indica Rodríguez.

“Si ahorita ya pasó esto, lo mejor que puedo hacer es hacerme responsable de mí: seguirme aseando, alimentando, teniendo sueños, no irme por salidas fáciles. Tenemos que mantener ese autocuidado porque todo pasa, todo se resuelve”.

2. Acepta la situación

Cuando una persona acepta la situación que está viviendo le abre la puerta a nuevos caminos que mejorarán el panorama.

“Si ahorita ya nos dejó esa persona, no se logró el proyecto, no se logró la fecha que queríamos o cualquier otro tema, hay aceptar que ya sucedió así”, dice la especialista.

“Porque mientras estamos añorando, doliéndonos por lo que no fue, pensando en el pasado, nada más estamos en el ciclo negativo y no nos damos tiempo ni oportunidad de que las cosas que están en el presente sean fáciles de ver para aprovechar”.

3. Vive un día a la vez

De nada sirve llenarte de preocupaciones pensando en cómo solucionarás una situación.

La paidopsiquiatra Rodríguez dice que si te permites vivir un día a la vez y cuidarte hoy, podrás ver oportunidades que te pueden servir.

El problema, agrega, es que cuando estás pensando en el futuro no ves situaciones favorables que se te presentan.

“Cuando estamos en una situación de pérdida o de crisis no las vemos tan fácil”, explica.

“O sentimos que para qué intentar o que todo está en nuestra contra, sin embargo, si mantenemos las cosas y las funciones básicas, nuestra misma mente y nuestra misma capacidad de adaptarnos nos va a ir llevando a soluciones”.