EL UNIVERSAL

Alberto Morales

El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que con la compra de 13 plantas de generación eléctrica a Iberdrola se garantiza que no habrá aumentos al precio de la luz en lo que resta de su administración y el próximo gobierno.

“Con esto ya garantizamos que en el tiempo que nos falta no hay aumento en el precio de los combustibles y es buena noticia. También hacia adelante vamos a concluir nosotros y vamos a dejar condiciones para que se mantenga la misma política de precios en gasolina, diésel, en gas y el luz”.

En conferencia de prensa, en Palacio Nacional, López Obrador destacó que el convenio que se suscribió ayer es algo muy importante para el país, en beneficio del pueblo de México, en especial de los consumidores.

“Porque en esencia lo que se garantiza, es que no aumenten el precio de la luz, eso es lo esencial. Hay muchos elementos técnicos, pero a quienes nos están viendo, escuchando les digo que llevamos a cabo esta operación, esta compra para fortalecer a la empresa pública CFE, y de esta manera poder ofrecer la energía eléctrica a precios justos”.

El presidente López Obrador recordó que como parte de la estrategia energética su gobierno está invirtiendo, desde el inicio de su mandato, en rehabilitar las refinerías, se compró una nueva refinería Deer Park, en Texas; ya construimos otra refinería Dos Bocas, y se están construyendo dos plantas coquizadoras para convertir el petróleo en gasolina.

“Pero con esto, ya garantizamos que, en el tiempo que nos falta, no hay aumento en el precio de los combustibles y es buena noticia”.

Reiteró que en 2024 México será autosuficiente en la generación de gasolinas, luego del desastre que dejaron los tecnócratas corruptos con su política energética.

Con información de Pedro Villa