REFORMA

Abel Barajas y Antonio Baranda

Cd. de México.  El empresario mexicano Alejandro Martí falleció a los 73 años en la Ciudad de México, informaron allegados.

Los informes recabados indicaron que su muerte es consecuencia de males respiratorios que lo aquejaban en los últimos meses.

Fundador de Deportes Martí y de la asociación civil México SOS, el empresario cobró notoriedad pública desde el secuestro y muerte de su hijo Fernando, de 14 años de edad.

El 4 de junio de 2008 un grupo de delincuentes secuestraron en el Sur de la capital del país a Fernando Martí, cuyo cuerpo fue hallado el 1 de agosto del mismo año.

El 5 de agosto, el entonces Procurador capitalino, Miguel Ángel Mancera, dio a conocer que los responsables del crimen pertenecían a la banda La Flor.

Sin embargo, en 2009 la Policía Federal afirmó que la organización delictiva de Los Petriciolet eran los secuestradores del menor de edad.

Alejandro Martí desde entonces reclamó justicia a las autoridades locales y federales, a las que lanzó aquella frase de “si no pueden, renuncien”.

En agosto de 2008, ante el entonces Presidente Felipe Calderón, el gabinete de seguridad, incluido García Luna, y los gobernadores, Martí lanzó en Palacio Nacional:

“La muerte de mi hijo me ha dado el honor hoy de poderme expresar ante ustedes en nombre de todos aquellos que han sufrido una pena como yo, en nombre de todos aquellos mexicanos, padres y madres y familias, y Fernandos que existen miles en este País”, dijo.

“Que no han tenido un foro como este: señores, si piensan que la vara es muy alta, si piensan que es imposible hacerlo, si no pueden, renuncien, pero no sigan ocupando las oficinas de gobierno, no sigan recibiendo un sueldo por no hacer nada, que eso también es corrupción”.

Como representante de la sociedad civil, Martí participó en varias reuniones del Consejo Nacional de Seguridad, en las que reclamó la inacción de las autoridades ante la criminalidad.

Participó activamente en la redacción -y posterior firma presidencial- de los 75 puntos del llamado Acuerdo Nacional por la Seguridad, la Justicia y la Legalidad, que fijaba un plazo de 100 días para cumplir una serie de obligaciones gubernamentales.

Los éxitos empresariales

En 1936 Domingo Martí Riera y su hijo Domingo Martí Fortún iniciaron la historia de la marca. Ya que en esa época abrieron la primera tienda de artículos deportivos en el centro de la Ciudad de México.

Para 1950, Martí incrementó notoriamente el prestigio de la empresa en el mercado deportivo gracias a la venta de productos importados.

Durante los Juegos Olímpicos de México en 1968, el nieto del fundador de la empresa, Alejandro Martí, implementó un stand deportivo en la Villa Olímpica, convirtiéndose en el punto más importante de la justa deportiva.

En 1991 Alejandro Martí inició con el concepto de ‘Fitness Center’.

Y fue hasta 1995 cuando se inauguró el primer club deportivo Sport City Eureka, con el diferenciador de ofrecer calidad, exclusividad y un entorno vanguardista para ejercitarse.

Lamentan fallecimiento

La Fundación México SOS lamentó el fallecimiento del fundador y presidente del organismo Alejandro Joaquín Martí García.

Mediante una carta emitida, la fundación recordó que Alejandro Martí consagró su vida para hacer de México un País mejor, y que en los últimos quince años buscó hacer posible la justicia para las víctimas del delito y defendió sus derechos, además de que luchó contra la inseguridad para alcanzar un México más justo con el propósito de construir la paz.

“Alejandro seguirá siendo una inspiración como líder y empresario para México. Como ciudadano comprometido con su país convocó a la participación para enfrentar el enorme reto de la inseguridad y la injusticia. Como ejemplo de valor y corresponsabilidad, su voz trascenderá en las mejores causas.

“Querido Alejandro, nos harás mucha falta. En México SOS estamos comprometidos con mantener vivo tu legado en la incansable lucha por hacer de México un lugar más seguro y más justo para todos”, dicta la carta.

Por otro lado, Nelson Vargas, promotor del deporte y fundador de la cadena de centros deportivos que llevan su nombre, se refirió a Alejandro Martí como un hombre visionario que desarrolló dos marcas de gran importancia para el mundo deportivo del País, a través de Sport City y la cadena de tiendas Martí.

“Independientemente de eso, Alejandro ayudó al deporte, patrocinando generaciones (de deportistas) cuando yo era director general de la Conade”, expuso.

No obstante, Vargas destacó que el más grande apoyo de Martí lo recibió justo en el peor momento de su vida.

“Nunca se me va a olvidar que cuando secuestraron y asesinaron a mi pequeña, Silvita (sic), Alejandro fue uno de los primeros que se solidarizó conmigo; desgraciadamente meses después le sucedió algo igual”, recordó.