EL PAÍS

GEORGINA ZEREGA

México – 17 NOV 202.. Claudia Sheinbaum se ha casado este viernes con su novio de la universidad, Jesús María Tarriba. La candidata presidencial por el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) lo ha anunciado en sus redes sociales, donde ha explicado que contrajeron matrimonio en “una ceremonia íntima y familiar”. Sheinbaum había anunciado el compromiso hace exactamente un año, en una entrevista en la W Radio. Entonces dejó en el aire la fecha de la celebración, y no se supo más hasta ahora cuando difundió la noticia. “Estamos muy felices”, decía el mensaje que acompañaba en X una foto con la pareja vestida para la boda, él de traje y ella vestida de blanco, y en Instagram una imagen con las alianzas. La ex jefa de Gobierno de Ciudad de México ha compartido además retratos de ella y su ahora esposo firmando las actas del matrimonio civil.

“Les tengo una noticia”, había publicado Sheinbaum en sus redes sociales la mañana de este viernes. Al mensaje le seguía una foto de los anillos. Sin más detalle. Ya para el mediodía las especulaciones llegaron a su fin. La ex jefa de Gobierno confirmó la información en redes sociales. El equipo de la candidata ha contado a este periódico que tomaron la decisión de casarse esta misma semana, justo antes del inicio de la precampaña electoral. Y que lo llevaron a cabo en una pequeña ceremonia a mediodía, en la que participaron solo familiares de la pareja. La política lleva seis años de relación con Tarriba, un analista de riesgos económicos en el Banco de México. Se habían conocido en la universidad, donde fueron pareja durante un año y tres meses. Después, sus vidas tomaron caminos separados y no volvieron a encontrarse hasta mucho tiempo después.

Sheinbaum, que ya se encuentra en campaña para las elecciones del próximo año, había relatado los detalles de su relación sentimental en el programa radial de la conductora Martha Debayle. En esa ocasión, las dos mujeres llevaron la conversación a las dificultades que tiene una vida tan ocupada como la que tenía entonces la titular del Ejecutivo capitalino. “Yo encontré el amor, tuve mucha suerte”, reconoció entonces. Él, por su parte, contó en una entrevista en el programa El Octágono, de la cadena La Octava, que le había molestado la ruptura en la universidad. “La descuidé, la perdí y luego sí me arrepentí”, confesó.

Tarriba, de 61 años, es doctor en Física por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Al finalizar su paso por la facultad, el hombre se marchó a probar suerte en España, donde se quedó durante muchos años. Antes de volver a establecer una relación con Sheinbaum, se casó con su primera mujer y formó una carrera profesional en el sector financiero, primero en Banamex, una institución en la que trabajó como analista cuantitativo de 1994 a 1997 y luego, en el Banco Santander, en el que estuvo 16 años, como analista y jefe de modelos de riesgo.

La candidata presidencial también tuvo un primer matrimonio. En 1987, se casó con el político Carlos Imaz Gispert, quien fue miembro fundador del Partido de la Revolución Democrática a finales de esa década y ocupó entre 2003 y 2004 el puesto de jefe delegacional de Tlalpan. Durante esa etapa, Imaz Gispert enfrentó graves acusaciones de corrupción que le forzaron a dejar su cargo a cinco meses de asumir y enfrentar a la justicia. Estuvo a punto de pisar la cárcel, pero finalmente fue exonerado. La pareja se divorció casi 30 años después de iniciar la relación, en 2016, cuando Sheinbaum trabajaba como jefa delegacional de Tlalpan.

Tras esa ruptura, Sheinbaum encontró navegando por Facebook el perfil de Jesús María Tarriba, a quien le mandó una solicitud de amistad. Según ha contado en entrevistas, ese fue el puntapié para retomar aquella relación que habían tenido hacía décadas. Iniciaron escribiéndose, y luego el físico decidió visitarla en México. Ella fue a España a verle posteriormente, ahí Tarriba le dijo que quería volver con ella. Así lo hizo y desde entonces han estado juntos. Cuando anunció el compromiso, la candidata admitió que era feliz. “No pasamos mucho tiempo juntos porque yo siempre estoy trabajando, pero los tiempos que tenemos juntos los disfrutamos mucho”.